6.4.08

Decisiones



(Joh 4:1) Los fariseos se enteraron de que Jesús hacía más discípulos y bautizaba más que Juan
(Joh 4:2) (aunque en realidad no era Jesús el que bautizaba, sino sus discípulos).
(Joh 4:3) Cuando Jesús lo supo, salió de Judea para volver a Galilea.
(Joh 4:4) En su viaje, tenía que pasar por la región de Samaria.
(Joh 4:5) De modo que llegó a un pueblo de Samaria que se llamaba Sicar,cerca del terreno que Jacob había dado en herencia a su hijo José.[1]
(Joh 4:6) Allí estaba el pozo de Jacob. Jesús, cansado del camino, se sentó junto al pozo. Era cerca del mediodía.
(Joh 4:7) Los discípulos habían ido al pueblo a comprar algo de comer. En eso, una mujer de Samaria llegó al pozo a sacar agua, y Jesús le dijo:
--Dame un poco de agua.
(Joh 4:9) Pero como los judíos no tienen trato con los samaritanos, la mujer le respondió:
--¿Cómo es que tú, siendo judío, me pides agua a mí, que soy samaritana?
(Joh 4:10) Jesús le contestó:
--
Si supieras lo que Dios da y quién es el que te está pidiendo agua, tú le pedirías a él, y él te daría agua viva.[2]
(Joh 4:11)
La mujer le dijo:
--Señor, ni siquiera tienes con qué sacar agua, y el pozo es muy hondo: ¿de dónde vas a darme agua viva?
(Joh 4:12) Nuestro antepasado Jacob nos dejó este pozo, del que él mismo bebía y del que bebían también sus hijos y sus animales.¿Acaso eres tú más que él?
(Joh 4:13) Jesús le contestó:
--Todos los que beben de esta agua, volverán a tener sed;
(Joh 4:14) pero el que beba del agua que yo le daré, nunca volverá a tener sed. Porque el agua que yo le daré se convertirá en él en manantial de agua que brotará dándole vida eterna.
(Joh 4:15)
La mujer le dijo:
--Señor, dame de esa agua, para que no vuelva yo a tener sed ni tenga que venir aquí a sacar agua.
(Joh 4:16) Jesús le dijo:
--Ve a llamar a tu marido y vuelve acá.
(Joh 4:17) La mujer le contestó:
--No tengo marido.
Jesús le dijo:
--Bien dices que no tienes marido;
(Joh 4:18) porque has tenido cinco maridos, y el que ahora tienes no es tu marido. Es cierto lo que has dicho.
(Joh 4:19) Al oir esto, la mujer le dijo:
--Señor, ya veo que eres un profeta.
(Joh 4:20) Nuestros antepasados, los samaritanos, adoraron a Dios aquí,en este monte;[3] pero ustedes los judíos dicen que Jerusalén esel lugar donde debemos adorarlo.
(Joh 4:21) Jesús le contestó:
--Créeme, mujer, que llega la hora en que ustedes adorarán al Padre sin tener que venir a este monte ni ir a Jerusalén.
(Joh 4:22) Ustedes no saben a quién adoran; pero nosotros sabemos a quién adoramos, pues la salvación viene de los judíos.[4]
(Joh 4:23)
Pero llega la hora, y es ahora mismo, cuando los que de veras adoran al Padre lo harán de un modo verdadero, conforme al Espíritu de Dios. Pues el Padre quiere que así lo hagan los que lo adoran.
(Joh 4:24)
Dios es Espíritu, y los que lo adoran deben hacerlo de un modo verdadero, conforme al Espíritu de Dios.
(Joh 4:25)
La mujer le dijo:
--Yo sé que va a venir el Mesías (es decir, el Cristo); y cuando él venga, nos lo explicará todo.
(Joh 4:26) Jesús le dijo:
--Ese soy yo, el mismo que habla contigo.
(Joh 4:27) En esto llegaron sus discípulos, y se quedaron extrañados de que Jesús estuviera hablando con una mujer. Pero ninguno se atrevió a preguntarle qué quería, o de qué estaba conversando con ella.
(Joh 4:28) La mujer dejó su cántaro y se fue al pueblo, donde dijo a la gente:
(Joh 4:29) --
Vengan a ver a un hombre que me ha dicho todo lo que he hecho. ¿No será este el Mesías?
(Joh 4:30)
Entonces salieron del pueblo y fueron a donde estaba Jesús.
(Joh 4:31) Mientras tanto, los discípulos le rogaban:
--Maestro, come algo.
(Joh 4:32) Pero él les dijo:
--Yo tengo una comida, que ustedes no conocen.
(Joh 4:33) Los discípulos comenzaron a preguntarse unos a otros:
--¿Será que le habrán traído algo de comer?
(Joh 4:34) Pero Jesús les dijo:
--
Mi comida es hacer la voluntad del que me envió y terminar su trabajo.


Sin palabras, de verdad Dios es grande. Al terminar de leer este pasaje, muchas cosas salen a la luz.


-Dios te ama, y no hace diferencia; infinidad de veces nos menospreciamos, cerramos la puerta, nos aislamos creyendo que Dios no nos escuchará, ó si quiera prestar un poco de atención. Ya sea por tu presente ó pasado, apariencia, condición ú otro motivo, pero siempre hay un "pero", una separación del poder decir: "Señor aquí estoy, quiero mas de tí"


-Dios te conoce; aún cuando no lo conozcas ó no lo busqués, él lo sabe todo. Tu principio, tu presente y tu final. Conoce aquello que te molesta,incomóda, angustia hasta lo que realmente te gusta y apasiona.


-Dios quiere salvarte; él desea sacarte de el contexto donde te encuentras actualmente. Por más que tu ya hayas tirado la toalla, él desea mostrarte lo mejor de tí, hacer de tí una nueva persona. Siempre recuerda que Dios todo lo termina en positivo, sin importar las circunstancias el controla el resultado.


-Dios quiere más de tí; ¿Cuanto demoramos en tomar alguna decisión con respecto a Dios?, cierta vez alguien me lo preguntó. Y realmente es así, una salida, reunión ó cualquier otro plan es resuelto en cuestión de segundos, más al hablar de Dios, siempre existe una buena excusa ó salida para justificar el poco tiempo ú importancia que le tomamos.


(Joh 4:13) Jesús le contestó:--Todos los que beben de esta agua, volverán a tener sed;

(Joh 4:14) pero el que beba del agua que yo le daré, nunca volverá a tener sed. Porque el agua que yo le daré se convertirá en él en manantial de agua que brotará dándole vida eterna.


Ayer me bautizé, y quería compartir ello, ya que significó algo muy importante é íntimo para mí.

Recuerdo el momento ahora, y como hablaba con un amigo después; Son aquellos momentos ó decisiones aparentemente rápidos para el resto pero realmente profundas.


Es un compromiso, una responsabilidad.
No sé, como te encuentres en este momento, pero de todo corazón te digo:
No camines en base a lo que veas, siempre habrá ó existirá algo mucho mejor de lo que tienes actualmente, solo atrévete a abrir esa puerta, a tomar esa decisión.

La de buscar de Dios y ser mejor.

2 comentarios:

Franco dijo...

Y POR QUE NO DIJISTE NADA!!??

Tenemos que hablar seriamente xD

Pero despues

Karla dijo...

Me encanta tu blog amiux!!!! Te felicito!! Está buena la REGLA DE ORO intentaré seguirla, jeje =)...Te deseo lo mejor somos mañana! =)