5.11.07

Best I ever had


La semana que paso y el día de hoy, puede haber sido el tiempo donde más sentimientos y acciones se pueden haber juntado en mí. Amargura, Felicidad, Pena. Era como una olla a presión, y de verdad que sí.

Son aquellos momentos donde 2 grandes mensajes se me vinieron a la mente:

"Las grandes decisiones no se toman en base a sentimientos"
"Amar no es un sentimiento es una decisión"

Y de alguna manera u otra me han servido a mantener en parte la ecuanimidad por este tiempo.
(Mat 22:34) Entonces los fariseos, cuando oyeron que había hecho callar a los saduceos, se reunieron.
(Mat 22:35) Y uno de ellos, intérprete de la Ley, preguntó para tentarlo, diciendo:
(Mat 22:36) --Maestro, ¿cuál es el gran mandamiento en la Ley?
(Mat 22:37) Jesús le dijo:
"Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con toda tu alma y con toda tu mente".
(Mat 22:38) Este es el primero y grande mandamiento.
(Mat 22:39) Y el segundo es semejante: "Amarás a tu prójimo como a ti mismo".

¿Que grande no?, cuan difícil es a veces entender o aplicarlo. Muchas veces tendemos a recurrir al orgullo, juicio u ofensa contra alguien. Cuando lo correcto es todo lo contrario: EL AMOR

"Amar es dar a otros a expensas de uno mismo, es el dar sin esperar recibir"

1Co 13:1 Si yo hablase lenguas humanas y angélicas, y no tengo amor, vengo a ser como metal que resuena, o címbalo que retiñe.
1Co 13:3 Y si repartiese todos mis bienes para dar de comer a los pobres, y si entregase mi cuerpo para ser quemado, y no tengo amor, de nada me sirve.

1Co 13:4 El amor es sufrido, es benigno; el amor no tiene envidia; el amor no es jactancioso,no se envanece,
1Co 13:5 no hace nada indebido, no busca lo suyo,no se irrita, no guarda rencor;
1Co 13:6 no se goza de la injusticia, sino que se goza de la verdad.
1Co 13:7 Todo lo sufre, todo lo cree, todo lo espera, todo lo soporta.

No se trata de un simple sentimiento, no es algo que solamente lo puedes practicar cuando desees, con algunos, o cada vez que recuerdes que lo debiste haber hecho, es una practica diaria.

Y se puede lograr, no es necesario esperar a terminar la accion para reflexionar que hemos hecho, sino de primero pensar y luego actuar.

2da Tarea para mí, ¿ tu estas listo para hacerlo?



2 comentarios:

Franco dijo...

Claro, a veces esperamos quenos traten bien, para tratar bien a los demás. Pero eso es un mandamiento de Dios. Amar a los demás, amarte a ti mismo, y amar a Dios. Fijo fijo.

Anónimo dijo...

Muy cierto hermano. Tenemos que amar como Dios nos ama, sin conveniencia, sin esperar nada. Como dice una cancion "No amemos a Dios por lo que nos pueda dar, Sino por lo que EL es"
Dios te bendiga!
Bye